Salzburgo

Comienza otra parte de nuestra pequeña aventura europea.  Estamos en Liubliana y comenzamos mal el trayecto hacia Salzburgo. Íbamos a viajar en tren y los billetes los compramos online, los teníamos impresos porque no daba tiempo a que llegaran a casa. Error!! En Liubliana no teníamos máquina expendedora de billetes para cuando pasara el pica del tren poder enseñarselos. En las ventanillas no nos solucionaban nada porque esa compañia no estaba y las demás no podían hacerlo por mucho que suplicamos. Nos dijeron que sin los billetes nos podían hacer bajar del tren. Me voy a ahorrar contaros lo mal que lo pasamos cuando apareció el hombre a revisar los billetes, por supuesto…. nos quería bajar del tren. Resumiendo si algún día se os ocurre viajar en tren al menos por esta zona…llevar los tickets originales en mano y no una copia en papel porque ellos van con un lector y el código en el papel impreso se ve que no se lo lee. Aventuras aparte recomiendo 100% viajar en tren, los paisajes son de dejarte con la boca abierta y sin aliento. Y entre todas esas vistas la Fortaleza de Hohensalzburg allá en lo alto nos da la bienvenida al ir llegando a Salzburgo.

Teníamos el hotel en la misma estación, el Hotel Salzburg 4*. Está bastante bien aunque sólo lo utilizamos para dormir y no lo conocimos mucho. Cogimos éste porque como nos íbamos al día siguiente prontito a la mañana hacia Viena, nos interesaba estar cerca de la estación. Lo reservamos a través de Booking. La verdad que casi siempre reservamos todo con ellos porque suelen tener muy buenos precios.  Fuera maletas y a calentar motores. Comenzamos con las andaduras por Salzburgo!!

Lo primero que comenzamos viendo fueron los Jardines del Palacio MirabellLa verdad es que solo teníamos ese día para ver la ciudad y de primeras no nos paramos con muchas contemplaciones para poder ir controlando un poco el tiempo. Los jardines no es que sean enormes pero sí que son preciosos, estoy segura de que en plena primavera tienen que estar increíblemente bonitos lleno de flores. . Dentro de los jardines hay diferentes cosas que se pueden visitar como el invernadero etc etc, durante el invierno puedes encontrarte parte de los sitios cerrados. Se puede visitar el Palacio Mirabell, las Escaleras de los Ángeles y más cosas. Y aquí pasa lo mismo hay alguno que durante el invierno permanece cerrado.

Seguimos dirección a la Zona Histórica. Nos encontramos al ir a cruzar el Río Salzach con uno de los típicos puentes en el que los enamorados cuelgan sus candados del amor.

 Puente de Makartsteg. 

 

Y con una de sus maravillosas vistas de la Parte Histórica se la ciudad.

 

Llegamos al Casco Histórico y a su calle más importante la Calle Getreidegasse. Aquí se ubica la famosa Casa Natal de Mozart, está llena de restaurantes y de tiendas y todos ellos tienen su letrero colgado de forja lo que hace que la calle sea aún más bonita.

 

Nos encontramos con la casa natal del archiconocido Mozart. En ella encontramos la posibilidad de conocer un poco más sobre la vida del éste. Partituras, instrumentos, documentos…El que sea un verdadero apasionado del genial Compositor existe la posibilidad de obtener entrada para La Casa Natal y Su Residencia a un buen precio.

Todos los días de 9 a 17.30 h
Julio, agosto: todos los días de 8.30 a 19 h

 

LLegamos a la concurrida Kapitelplatz en la que encontraremos un ajedrez gigante en la que encontrarás a gente jugando allí mismo y la gran bola La Sphaera. Es una bola de dos toneladas y cinco metros de diametro y encima se encuentra la figura de un hombre la cual pesa 300kg. La obra de arte fue creada por el escultor alemán Stephan Balkenhol.

Sphaera

 

Ajedrez gigante

 

Y qué decir de las vistas que tenemos en esta plaza.

 

He ahí ante nuestros ojos la Fortaleza Hohensalburg. Hay dos formas de subir hasta ella, en el funicular de la Fortaleza el «Festungsbahn»que se coge en la calle Festungsgasse y la otra opción es ir andando. De esta no me salvé, los siete meses de embarazo y mis pucheros no fueron suficientes y claro está finalmente subimos andando. La verdad que me alegré un montón porque cada vez las vistas eran más y más bonitas. Es una pena al llegar era «tarde» y sólo pudimos hacer una vuelta de reconocimiento pero si algún día vuelvo a Salzburgo será de las primeras cosas que vaya a hacer.

De enero a abril de 9:30 a 17:00 h
De mayo a septiembre de 9:00 a 19:00 h
De octubre a diciembre* de 9:30 a 17:00 h

Vistas desde la Fortaleza Hohensalburg

 

Y esto es todo lo que pudimos hacer en este día intenso. Ya sólo nos quedaba cenar y a dormir que a la mañana siguiente salía nuestro tren dirección Viena.

Si os apetece dar un pasito hacia atrás y ver el comienzo del viaje sólo tienes que pinchar en la ciudad que quieras, Liubliana y Venecia.

Nos vemos en el próximo post!! Ciao!!

Si quieres un descuento en tu próxima estancia pincha aquí  

También te podría gustar...

A %d blogueros les gusta esto: